No es justo que te hayas ido de nuestro lado. Después de superar tu operación, justo cuando la rehabilitación iba mejor, ( ya posabas más tu patita…) después de tanta alegría que nos has regalado, tanto cariño en cada segundo, tantos juegos….te perdemos sin más. Un accidente, eras demasiado curioso y el veneno de un sapo te llevó sin remedio.

Perdona por no haber podido encontrar una familia para ti. Nosotros estábamos enamorados de nuestro torbellino, de tu vitalidad, te adorábamos, y espero que hayas podido ser feliz en este tiempo, bebé, y que te hayas sentido muy muy querido.
Hasta siempre Rafa…

Uso de cookies

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies