¡Choco adoptado!

Cuando Choco llegó a nosotros era prácticamente un montón de huesos que casi no se tenían en pie, un desecho más de la caza. Costó mucho tiempo recuperarle, pero al final su suerte cambió y fue adoptado por una pareja maravillosa que le mima como siempre se mereció.

 

Suscríbete a nuestro Boletín

* campo obligatorio

Haz un donativo

Hazte Teaming

AYÚDANOS A SEGUIR SALVANDO VIDAS

AYÚDANOS DIFUNDIENDO

Uso de cookies

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest